El Conflicto Zarzuela/Fomento explicado para Dummies

(* O los tres grandes errores de Faina Zurita)

Acumulamos varios meses de conflicto, y un nivel de confusión tal, que creo que empieza a ser necesario desbrozarlo todo y poner encima de la mesa la esencia de la cuestión. Espero que a alguien le resulte útil o clarificador.

Introduciendo a los personajes principales

Empezamos presentando a los actores principales:

– La Sociedad de Fomento de la Cría Caballar en España, Fomento para los amigos, ente independiente que viene regulando las carreras de caballos desde que el mundo es mundo y que, como es bien sabido, se encuentra en quiebra técnica desde hace años. Entre los procesos de ordenación legal y mejora del control de la competición decide, en fecha no muy lejana, recabar los derechos de imagen de los profesionales. Esta iniciativa se realiza sin ánimo de lucro, como corresponde a su estatus de regulador. Los derechos, además, eran en sí mismos un activo de difícil valoración económica.

– En el otro lado del ring se encuentra el Hipódromo de La Zarzuela, ejerciendo el liderazgo de la Asociación de Hipódromos, organizadores de las carreras. Su directora, Faina Zurita, va a tener un papel estelar en lo que sigue.

Los tres errores de Faina

Arranco directo al grano:

PRIMER ERROR: en sus negociaciones con LAE (Apuestas del Estado, que es quien sostiene este circo con la apuesta externa), Faina firma la venta por más de 5 MEUR de los derechos de imagen del turf para que se puedan retransmitir las carreras por televisión. No es muy difícil darse cuenta, queridos dummies, que no se puede vender algo que no es tuyo, por más que como organizador de las carreras te sientas propietario moral de lo que vendes. Igual que no podrías vender un piso sin sus escrituras, por muy tuyo que pienses que es. Indirectamente, consigue de golpe que los derechos que Fomento posee y que nadie sabe cuánto valen tengan precio: lo que ha pagado el que los compra.

Consciente de su tremenda metedura de pata, del enorme lío en que se ha metido, Faina idea la solución del problema. Muerto el propietario legal de los derechos, desaparece el problema. Así que hay que acabar con Fomento. En la situación de absoluta precariedad económica en que se encuentra y sintiéndose capaz de movilizar voluntades en su contra, parece tarea fácil: Faina pasa al ataque.

Os ahorro los detalles del proceso para no perder la perspectiva, pero el resumen es sencillo: Faina decide paralizar las carreras sin motivo para mover a los profesionales en contra de Fomento. Las entidades de jockeys, preparadores, propietarios y criadores corren a alinearse con el poderoso (al fin y al cabo, ella representa a la administración que sostiene las carreras) y emiten comunicados de apoyo sin respetar siquiera los procedimientos que sus estatutos definen. El único medio de comunicación especializado y los cuatro periodistas afines se suman y azuzan a las masas. La apuesta es que a Fomento, como amante del turf, no le quede otro remedio que cerrar cuanto antes para no ser culpable de dejar a nosecuantas familias sin trabajo.

SEGUNDO ERROR: se les ha escapado un pequeño detalle. Fomento lleva meses intervenido judicialmente, está en Concurso de Acreedores. La decisión última está en manos de alguien ajeno a las carreras que tiene como única misión salvaguardar los intereses de sus acreedores y accionistas. La presión no puede conseguir otra cosa que alimentar rencores, porque los presionados nada pueden hacer.

Pese al absurdo, la presión no se reduce y continuamos sin carreras. Las técnicas de negociación y las medidas de acoso llegan al nivel de espectáculo bochornoso, pero eso no es lo importante, así que lo dejamos de lado.

El resultado era previsible, y resulta increíble que Faina no contara con ello. Fomento (es decir, el administrador concursal, como ha quedado claro más arriba) juega la única carta que puede jugar: la posesión de los derechos de imagen. El juez le da la razón como propietario de los derechos y la Junta de Fomento, instada por sus abogados, pone la inevitable querella contra quienes han vendido algo que les pertenece (a sus accionistas y acreedores). Esto, mis queridos dummies, es también algo que tenéis que aprender para el futuro. Si te decides a aplastar a alguien debes contar con que use las armas que tiene. Si son poderosas, ten cuidado y piénsalo antes. De primero de primaria.

Pero Faina ya está en fase de huida hacia delante y sigue pensando que basta con acelerar el proceso concursal para que Fomento entre en liquidación. Como los acreedores son también parte de la administración, se ponen de lado del Hipódromo y no aceptan la viabilidad de Fomento. Con Fomento en coma terminal, se anuncia la nueva temporada de primavera y se corre a organizar asados de agradecimiento a Faina, con V de victoria incluida, para todos los profesionales del turf. Bueno, todos no, los críticos con la dirección no son invitados. Ni a Berlanga se le hubiera ocurrido semejante esperpento.

TERCER ERROR (tan esperpéntico como el asado): y es que, con tanto esfuerzo dedicado a liquidar Fomento, nadie había pensado que había que regular las carreras el día siguiente de su liquidación. Pero no se tiene con qué, ni base de datos, ni reconocimiento internacional, nada de nada. A los dos días de la fiesta se hace evidente que ¡no se pueden dar carreras sin Fomento! Metida ya de lleno en un guión de Berlanga, Faina intenta a toda prisa comprar los activos de Fomento, que acepta por un precio razonable.

Pero Faina quiere más: la compra debe llevar aparejada la retirada de la querella. Y como el administrador concursal es cualquier cosa menos gilipollas, la libertadora del turf español decide de nuevo que no habrá carreras si no se retira la querella. Es decir, estamos como en Noviembre, todo pende del hilo del que pende el culo de Faina Zurita, lo único que se ha tratado de salvar desde el principio, a costa de llevarse todo por delante.

Dos conclusiones y una petición al aire

¿Hacía falta llegar aquí? No, es obvio. Como no había motivo alguno para paralizar la competición. En Noviembre la solución inteligente para cualquier gestor competente hubiera sido cortejar a Fomento y buscar la solución CON ellos. De camino, haber conseguido reformar la estructura medieval de la Sociedad y haberla sacado de su agujero económico. Suficiente zanahoria para que Fomento hubiera entrado en razón (y cedido) con los derechos de imagen. Demasiado fácil, demasiado evidente salvo para la principal de las dummies, Faina Zurita.

¿Hay esperanzas de solución? De puro absurdo que es todo, soy de los que pienso que este culebrón acabará teniendo salida. También es evidente que dejará un reguero de odio para el futuro, y que muchos propietarios y profesionales acabarán en Francia. Las carreras, en suma, más en precario de lo que ya estaban.

En este punto de la historia, y si alguien con capacidad suficiente en las altas esferas de SEPI me lee, no puedo por menos que pedirle que tome las riendas y adopte la única solución posible: destituyan a Faina, recuperen ya la competición con Fomento como regulador provisional (o definitivo) y pongan el dinero necesario para cubrir el previsible resultado de la querella. Lo mismo se puede hacer con Faina dirigiendo el Hipódromo, pero a ver con qué credibilidad puede seguir en su puesto.

Si los profesionales del turf quieren dar alguna muestra de sensatez (hasta ahora nula), ayuden a acelerar esta decisión. Dejémosla sola, ayudemos a que caiga.

Apuntes Finales

No me resisto a dirigir algunos apuntes finales a algunos de los protagonistas:

Faina Zurita, la responsable: tanto remar para no conseguir nada más que demostrar sus indiscutibles dotes de manipulación de masas (ya es mítico su “el Lunes está todo arreglado”) y quedar retratada como gestora nefasta. Faina no está capacitada ni para dirigir una comunidad de vecinos. Lo mejor que puede hacer quien la protege es buscarle una fundación, algo tranquilo y de poco riesgo, como corresponde a la familia de la que procede.

– Visto el absurdo legal continuado de los movimientos de Faina, mi segundo apunte va dedicado a la asesoría jurídica de Hipódromo de la Zarzuela. Iker Jiménez, tienes aquí elementos para investigar seriamente un fenómeno paranormal. ¿La asesoría jurídica de HZ existe o no? Si existe, ¿por qué no se dedica a otra cosa?

– Los profesionales del turf, a los que todo el mundo señala como víctimas y no lo son: cómo puede ser que salvo honrosísimas excepciones de vida inteligente (que en su gran mayoría llevan tiempo en Francia) se hayan alineado desde el principio con quien ha jugado descaradamente en contra de sus intereses. ¿Es torpeza o ignorancia? Muy poco más se puede decir de la mayoría de los propietarios…

Gerardo Torres: leo y oigo estos días loas continuas a su amor al turf (excusatio non petita…), pero su papel de mamporrero quedará para la posteridad. Recurso útil para mantener con su sonrisa y verbo fluido a las masas en la dirección adecuada, incitando o calmando según conveniencia, o es uno más de los torpes manipulados o es parte del problema. En cualquier caso, no le quedará otra que pasar a un segundo plano en cuanto sea cesado, y dejar de pontificar desde ningún medio de comunicación. Mantendremos memoria de lo que ha hecho.

– Dejo para el final al increíble Julio Díez. En este caso pido públicamente lo contrario. Por favor, que Julio Díez y A Galopar en su conjunto sigan hablando y opinando, posicionándose con el mismo descaro de siempre en futuros conflictos (dar cabida a la pluralidad de opiniones no es lo suyo). Su rol, impagable para todos, será el de oráculo: en el próximo conflicto crítico para el turf español bastará esperar a Julio. Cuando se posicione a favor de una de las partes, sabremos lo que debemos hacer: exactamente lo contrario.

Sean felices, todos un poco más si pasa el temporal y conseguimos que vuelvan las carreras.

Anuncios

11 comentarios en “El Conflicto Zarzuela/Fomento explicado para Dummies

  1. Solucion.. el Hipódromo debe de ser gestionado por loterias para hacer honor a su apellido.sacando la Apuestas Exterior por hay se empieza..con la FH..carritos..árabes y ponies..saludos y respeto para todos…ah… y conozco algo a la aficion al apostante a los profesionales y .50 anos en Loterias ah..y fui jefe de apuestas sin. Cobrar y si hubiera que haber puesto dinero…hubiera vendido mi casa !feliz relincho!

    Me gusta

  2. Artículo buenísimo, enhorabuena…

    Yo te puedo contestar a dos cosas:

    1. Que la asesoría jurídica del Hipódromo de la Zarzuela solo se dedica a despedir a trabajadores de forma “improcedente” cuando no les hace falta personal…

    2. Que Zurita es una inútil como el resto de su familia…

    Un saludo

    Me gusta

  3. “…recuperen ya la competición con Fomento como regulador provisional (o definitivo)”
    Todo el infame artículo lo podrías haber resumido con esa línea. Ni aún “con Fomento en coma terminal” podéis evitar escribir vuestro fin: La resurrección de Fomento. No voy a deciros lo que Lorgot pero…

    Me gusta

    1. Como comprenderás a mi la supervivencia o no de Fomento a largo plazo me es igual, no vivo de esto y sólo quiero poder ir al hipódromo los fines de semana. Dicho eso, con lo de “definitivo” quiero decir sólo una cosa: si el resultado de la querella es el previsible, y la supervivencia económica de Fomento es posible gracias a ella, sería equivalente reformar Fomento completamente (su estructura medieval no tiene sentido) a crear un ente nuevo. Pero eso no es el punto importante: la esencia del artículo que a ti te parece infame y por el que a mi me han llovido las felicitaciones no es esa. Es el absurdo por el cual una gestora mediocre tiene las carreras paralizadas por su propio interés.

      Me gusta

      1. Está claro que tiene que haber opiniones variadas. Y máximo respeto a todas. En el hipotético caso de que todo lo que expones fuera cierto, incluída la admisión a trámite de las querellas y el resultado de las mismas…
        1.-¿dónde quedarían las palabras del presidente de Fomento en las que decía “Está claro que no vamos a ser reguladores de alguien que no quiere ser regulado por nosotros”?
        2.-Si las carreras están antes que Fomento (Como también ha dicho Fomento), doy por hecho que Fomento no se habría querellado contra Faina, o ahora retiraría las querellas, ya que si las retira habría carreras. Y ese es el fin de Fomento ¿No?
        Y una última pregunta:
        3.-Si las querellas no son admitidas a trámite (hablando ya de hipótesis) ¿en qué lugar quedaría vuestro argumento? Es evidente que si son admitidas y resueltas como dices no quedaría argumento para los “pro-Zuritas”.

        Me gusta

      2. Antes de nada, ni soy Fomento ni puedo hablar por ellos o defender lo que dijeron en contextos que no conozco.
        Dicho eso, me centro en lo que está en mi mano:
        – Fomento como regulador sólo es posible si los hipódromos lo aceptan, eso no cambia. Ahora más que nunca, porque si no hay marcha atrás simplemente morirá. Si hay acuerdo para que lo sea temporalmente lo será; y si no, no. Cosa que inexplicablemente no parecen considerar los hipódromos aunque tengan que cerrar sine die.
        – La querella, y si hay algún abogado posiblemente nos pueda echar una mano, puede ser imposible que sea retirada. Porque el administrador de una sociedad no puede ir en contra de sus intereses económicos. Eso es un delito que podrían achacarle sus accionistas y acreedores. Así que “alea jacta est”, a esperar unos meses el resultado de la querella si doña Zurita sigue en sus trece. O hasta que la destituyan.

        Me gusta

  4. Muy buen artículo, sobre todo para poderlo explicar a gente que no conoce el mundillo de las carreras de caballos.
    A mí me surgen algunas dudas:
    En relación con la manifestación que hubo el pasado día 13 de marzo. Leí algo relacionado con que algunos entrenadores estaban boicoteando la manifestación poniendo más lotes a sus trabajadores para que no pudieran asistir a dicho evento. Mi pregunta es, ¿cómo es posible que haya entrenadores en contra de que vuelvan las carreras a España? ¿Les sale rentable entrenar caballos en Madrid y competir sólo en el extranjero?
    Y una duda existencial. Imaginando que de buenas a primeras todas estas mentes pensantes deciden llegar a un acuerdo, solucionar este conflicto y firman para que haya carreras en La Zarzuela, ¿volverían los entrenadores, trabajadores y caballos a España cuando ya se han asentado la mayoría en Francia u otros países?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s